Consejos para la organización y cancelación de deudas

Estar endeudado es una experiencia muy estresante para cualquier persona. No solo está la presión económica por la obligación de pagar, sino que en el ámbito psicológico pueden haber sentimientos de culpa, baja autoestima y de desesperación. Yo personalmente llegué a estar muy endeudado en un momento de mi vida, tanto que ya no era capaz de llevar una calidad de vida aceptable, ni mucho menos poder empezar proyectos de vida a largo plazo.

Sin embargo, tanto de deudas como de todo se puede salir si se acepta la situación actual, se define un plan a seguir, y tiene la disciplina para hacer los sacrificios necesarios para mantenerse en el plan. En este post les voy a hablar de algunos consejos y estrategias que seguí, o que he visto que ayudaron a personas en situaciones similares, a tomar control de sus finanzas y salir de deudas.

Cabe aclarar que así como la deuda no se creó de un día para otro, la solución tampoco será inmediata. Estos procesos normalmente son largos, y a veces los avances no se notan hasta después de varios años, por lo que necesario recalcar la necesidad de tener paciencia y disciplina. Ademas sobra decir que es necesario hacer recortes de gastos y hasta buscar ingresos extra para poder hacer los pago extra necesarios.

Organización de deudas

El primer paso es hacer un inventario de las deudas que se tengan. Puede parecer obvio o innecesario, pero mucha gente no entiende la dimensión de sus deudas hasta que las tiene todas por escrito. Para este inventario no se base en lo que recuerde, sino contra documentos como estados de cuenta recientes, facturas, contratos, etc. Si es necesario llame a los negocios o entidades para aclarar cualquier punto o monto que no sea claro en el documento.

Agrupe las deudas en este orden:

  • Comercios y entidades no financieras
  • Tarjetas de crédito
  • Préstamos no hipotecarios
  • Préstamos hipotecarios

Para cada deuda anote el saldo total, monto de cuota, % de interés, plazo en meses total, plazo o número de cuotas pendientes, comisión por pagos adelantados, y cualquier otra información relevante. Si tiene múltiples deudas dentro de una misma categoría ordénelas del saldo menor al mayor.

Algunos artículos hablan de enfocarse en las deudas con mayor interés primero, pero en mi experiencia enfocarse en las deudas con menor saldo es más efectivo por dos razones: La primera es que al enfocarse en la deuda con el menor saldo se logran resultados más rápidos lo que ayuda a levantar el animo de la persona y que así se mantenga motivada a seguir con el plan. Y la segunda es que se puede usar el dinero que se destinaba a la primera deuda a aumentar el monto que se está adelantando en los pagos de otras deudas y así acelerar el proceso de cancelación.

Deudas con comercios y entidades no financieras

El problema con las deudas comerciales es que tienen los intereses más altos del mercado, aún por encima de las tarjetas de crédito, y sin los posibles beneficios que se pueden obtener de una tarjeta de crédito usada responsablemente. Además los comercios son menos tolerantes antes cualquier atraso en la deuda, llegando a tomar medidas como llamadas telefónicas y hasta cobros legales mucho más rápido que entidades financieras reguladas.

Por otro lado las deudas de comercios son más complicadas de entender, dado que no hay un estado de cuenta mensual para llevar el control de la deuda y como esta se ve afectada por el pago, sino que solo se cuenta con el recibo y la información que este incluya. Información como saldo pendiente e interés solo se puede obtener revisando el contrato inicial de la compra o llamando al comercio.

Normalmente los comercios cobran una multa o interés por hacer pagos adelantados, por lo que no vale la pena hacer pagos extras adicionales a la cuota mensual a menos que sean al menos el doble de la cuota mensual. En la mayoría de los casos es mejor ahorrar suficiente dinero para cancelar la deuda en su totalidad, dado que solo pagaría una multa o recargo y tampoco pagaría interés de más.

Esto implica mucha disciplina y organización para crear ese ahorro y mantenerlo separado, pero las ganancias a largo plazo son mejores.

Deudas de tarjetas de crédito

Las deudas de tarjetas de crédito toman tiempo para cancelar, porque la cuota mínima indicada en los estados de cuenta está calculada para que su aporte al capital sea tan bajo que prácticamente la deuda se sigue extendiendo. Además si la tarjeta sigue en uso, la deuda crece aún más de lo que el pago mínimo la afecta.

Por lo tanto el primer paso si desea salir de deuda de tarjetas de crédito es dejar de usar la tarjeta. Si es necesario rompa el plástico físico, pero anote el numero en algún lado dado que posiblemente necesite esa información para pagos u otros tramites.

La clave para cancelar una deuda de tarjeta de crédito es siempre pagar un extra después del pago mínimo. Organice su presupuesto para ver cual es el monto mayor que podría pagar a la tarjeta. Una vez que tenga ese monto piense como si ese fuera el pago que debe hacer siempre, y siga pagándolo aun cuando el pago mínimo disminuya.

Entendiendo como funcionan las tarjetas de crédito

Según un estudio del Ministerio de Economía, industria y comercio de enero de este año 2018, en Costa Rica hay un total de 2.744.145 tarjetas de crédito en circulación, con una deuda total de 1.233.037 millones de colones. Sin embargo el problema no son las tarjetas en sí mismas sino la falta de educación financiera y la publicidad engañosa. Las deudas de tarjeta de crédito suelen crecer muy rápidamente dado que la gente no entiende como funcionan, por lo que en este post voy a…

0 comentarios

Al mantenerse pagando la misma cantidad aunque el pago mínimo baje, el aporte al saldo de la deuda será cada vez mayor, lo cual disminuye el monto usado para calcular el siguiente pago mínimo, lo que aumenta aun más el aporte al saldo del siguiente pago y así sucesivamente.

Si tiene varias tarjetas en deuda, aumente el pago de la tarjeta con el saldo menor todo lo que su presupuesto le permita, y a las demás aumente solo un poco el pago mínimo a realizar, pero igualmente siga pagando ese monto aunque el pago mínimo baje. Obviamente el pago va a disminuir menos que en la que esta pagando mas, pero igualmente ira avanzando.

En cuanto cancele la deuda en la que estaba pagando más, aumente lo que estaba pagando a la tarjeta con el siguiente saldo más bajo. Repita el proceso hasta que ya no queden tarjetas con saldo pendiente. De esta forma el pago de la deuda siguiente será aun mayor, dado que al monto que pagaba originalmente le sumaria el monto que pagaba en la deuda recién cancelada, creando un efecto de bola de nieve con las demás deudas.

Es recomendable que apenas logre cancelar por completo el saldo de una tarjeta, anule la tarjeta en la entidad financiera para no volver a usarla y volver a crear deuda.

Prestamos personales e hipotecarios

Normalmente los prestamos tienen una cuota y taza de interés fija, por los que son más fáciles de cancelar que las tarjetas de crédito. Dado que estos tienen mejores condiciones puede ser dejados de últimos en el orden de deudas a cancelar.

Para los prestamos personales o prendarios, la recomendación es cancelar un monto equivalente a la mitad de la cuota de pago como adicional cada mes. De esta forma cada mes no solo se pagaran los intereses correspondientes, sino que también se hará un abono considerable al capital, lo cual a su vez hará que el siguiente pago tenga un monto menor de intereses, y así sucesivamente cada mes.

Los prestamos hipotecarios tienen plazos mucho más largos, por lo que el interés es mucho más alto al final. Al igual que con los prestamos fijos la ventaja es que las condiciones son mucho mejores y entendibles que una tarjeta de crédito. Pagar al menos una tercera parte extra en cada pago es un buen método, pero pagar al menos la mitad extra en cada pago es aún mejor. De igual forma, cualquier ingreso como aguinaldos, FCL, o similares deberían usarse en primera instancia para hacer pagos extra al préstamo y luego para cualquier otra cosa.

Unificación y compra de deudas

Lo mejor es unificar las deudas en una sola. La ventajas son que normalmente el pago unificado es menor al pago de varias deudas. Además es más fácil pagar una sola cosa que varias. El interés además suele ser más bajo que tarjetas de crédito.
Bancos privados como el BAC (https://www.baccredomatic.com/es-sv/pymes/financiamiento/credito-para-consolidacion-de-deudas), Davivienda (https://www.davivienda.cr/personas/caracteris_cred_per.asp) y públicos como el Banco Nacional (https://www.bncr.fi.cr/Personas/PrestamosPersonales/Paginas/Cuota-Única.aspx) y to Banco Popular (https://www.bancopopular.fi.cr/Personas/credito/Documents/cancelación%20de%20pasivos.pdf) tienen préstamos personales para unificación de deudas. Tome en cuenta que dependiendo del monto e historial crediticio, puede ser que necesite un fiador como adicional a los requisitos de solicitud, que el monto a prestar no cubra todas las deudas, o que sea rechazado del todo.

En los dos últimos casos, es mejor concentrarse en mejorar el historial crediticio haciendo todos los pagos al día y tratar de cancelar al menos una de las deudas antes de volver a intentar solicitar el crédito. Esto para que el monto del crédito sea menor y esto a su vez mejore las condiciones y requisitos para su solicitud. Una vez tenga al crédito a mano puede aplicar los consejos de la sección anterior para cancelarlo adelantadamente, siempre y cuanto este dentro de sus medios.

Si tienen alguna duda sobre alguno de los temas, o si les gustaría ejemplos más detalle para algún caso en especifico me pueden escribir al email hola@juanfrandiaz.com, al twitter @juanfrandiazcr o pueden dejar un comentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.