La guerra de marcas terminó y ganamos nosotros

El mes de setiembre normalmente es un mes movido en noticias del mundo tecnológico, y este año no fue la excepción. En menos de un mes hubieron eventos de Apple, Google y Microsoft, donde los tres presentaron las nuevas versiones de sus productos estrella tanto de software como hardware.

Este año sin embargo ocurrió un fenómeno particular. Los productos presentados en los tres eventos eran prácticamente los mismos, tienen prácticamente features muy similares, las mismas funciones, presentación y diseño similar.  Estas similitudes entre los productos y funciones es en realidad un fenómeno bueno para nosotros los consumidores, es el fin de la guerra de marcas.

El hecho que los productos de tres marcas sean similares no implica que ya no haya innovación, sino todo lo contrario. La innovación no se trata de crear cosas nuevas que ya otro esté haciendo, si no de investigar de qué formas esas cosas que ya funcionan se pueden mejorar. Un ejemplo de esto ha sido como la parte de notificaciones fue mejorando en iOS hasta la forma como está diseñada en la actualidad, muy similar a Android.

También está el caso donde una marca tenía mucha ventaja sobre las demás en un determinado feature o función, y esto obligó a las demás marcas a mejorar para no quedarse atrás. Ejemplo de esto es como Samsung mejoró la calidad de sus cámaras y pantallas, a un punto que en ciertas funciones ya sobrepasó a Apple.

Finalmente, si en verdad había un feature que era exclusivo de una plataforma, pero se veía que era bien aceptado por los usuarios o que tenía futuro, se investigó cómo implementar este nuevo feature pero adaptado a la plataforma existente. Un ejemplo de esto fue como tanto Apple como Google decidieron agregar un teclado y lapiz a sus tablets de gama alta, similar a como ya lo hacía Microsoft con la Surface.

La innovación ahora está enfocada en mejorar las cosas que los usuarios realmente valoran y usan

Todo esto nos beneficia a nosotros como consumidores en dos formas principalmente. La primera, que señalé al inicio, es que la innovación de las marcas ya no se trata de sacar nuevos features solo porque si, solo por tener algo nuevo o diferente a los demás. La innovación ahora está enfocada en mejorar las cosas que los usuarios realmente valoran y usan. La segunda forma, es que ya la gente no está obligada a comprar una marca específica si quiere un feature. Ya no se está obligado a comprar un Iphone si se quiere una buena camara, o una Surface si se quiere un teclado integrado. Otras características o hasta el gusto personal influyen más ahora en la decisión de compra.

Claro está, esto no va a hacer que la gente vaya por el mundo comprando cosas de todas marcas por probar. Las empresas han sido inteligentes para vender no solo el producto, sino todo un ecosistema de productos y servicios complementarios que hacen que la gente ya no quiera cambiar sus marcas favoritas. Pero ya eso es otro tema. La posibilidad de cambio existe, ya es solo cuestión de preferencia personal.

La guerra de marcas por ver quien saca cosas primero terminó, ojalá los fanboys se den cuenta pronto

¿Cuál es su marca favorita? ¿Usan cosas de diferentes marcas al mismo tiempo? Pueden contarme en los comentarios y nos leemos luego.

 

2 comentarios en “La guerra de marcas terminó y ganamos nosotros”

  1. Cierto! Los avances en batería han sido mínimos comparados con los avances en procesador o pantallas, y más bien estos últimos afectan más a la batería.
    Aunque creo que eso solo uníendose todas las empresas se podría llegar a un avance real 🙁

  2. Yo quiero que se enfoquen ahora con la bateria :). Yo he usado Android y de los telefonos prefiero la serie Nexus sin importar mucho que Marca los haga :D. Pero si tuviera que escoger, creo que Motorola ha hecho modelos accesibles de precio y con buenos features.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.