Lo perfecto como enemigo de lo bueno: Parálisis por análisis

Tenía rato de no escribir por acá, pero tranquilos que todo está bien. Normalmente no le pondría mucha atención a las razones de mi ausencia, pero siento que es algo que también le suele pasar a personas que tienen proyectos personales, por lo que decidí compartirlo y tal vez así ayudar a alguien.

Parálisis por análisis

Este fenómeno sucede cuando pasamos más tiempo pensando sobre cómo hacer algo, que haciéndolo como tal. Puede ser que pensemos nuevas cosas que agregarle, o que cosas hacer después de terminar, pero nunca lo empezamos.

Al contrario de la procrastinación, donde uno pospone hacer algo porque en el fondo no lo quiere hacer, normalmente uno tiene parálisis por análisis con las cosas que uno realmente quiere hacer y que quiere que queden bien.  

Se siente tanta presión porque las cosas queden bien, que no quiere dar el primer paso hasta estar seguro que todo saldrá bien o que ya pensó en todos los detalles. Y este es precisamente el problema.

Como salir de la trampa

Como en muchas cosas, el primer paso para salir de la parálisis por análisis es reconocer que uno está “paralizado”. Y como era de esperar, esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Normalmente cuando uno está paralizado, está tan metido en el análisis que no se da cuenta que hace mucho debió haber dejado de pensar y empezado a actuar.

Para evitar perderse en sí mismo, uno tiene que tener una persona a quien rendirle cuentas. No tiene que ser algo formal o estricto, solo debe ser alguien de confianza a quien uno constantemente le cuente que ha hecho, y que la persona le pueda decir a uno cuando ha perdido el foco.

Lo más importante en todo proyecto personal es mantenerse avanzando constantemente, no importa lo pequeño que sea el avance. Para esto es sumamente útil es el método de la cadena, el cual comenté anteriormente en este post.

Antes de despedirme me gustaría agradecer a todos aquellos que me preguntaron por el estado del blog. Ver el cariño de ustedes como lectores me ayudó a darme cuenta que tenía que continuar avanzando y no solo quedarme pensando en los post próximos. Vienen cosas muy interesantes en el blog, con encuestas y elementos interactivos, pero también seguiré escribiendo cosas más sencillas para no perderme en mi mismo de nuevo.

¿Han sufrido ustedes de paralisis or analisis? ¿Cómo hicieron para darse cuenta que estaban estancados y seguir avanzando? Cuentenme en los comentarios y nos leemos pronto.

2 comentarios en “Lo perfecto como enemigo de lo bueno: Parálisis por análisis”

  1. Desglosar las tareas es una de ls mejores estretegias que uno puede seguir cuando está planeado cosas. Ayuda a enfocar en la tarea inmediata más que intentar atacar todo de un solos. Eso si, hay que tener cuidado de saber hasta cuando es suficiente desglose para poder empezar a actuar 😀

  2. Tengo tremendo deficit atencional, sufro paralysis casi que a diario. Aveces las ideas que tengo me abruman y esto solo empeora mi concentracion y mi producción. El ejercicio que practico es quebrar las tareas grandes en pequeñas tareas y atacarlas una a la vez. realizar listas con prioridades es de gran ayuda tambien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.