Taylor Swift tiene la razón, pero yo no estoy de acuerdo con ella

Esta semana comenzó con una noticia algo extraña. Taylor Swift, la popular cantante pop, escribió una carta abierta a Apple explicando porque su más reciente álbum 1989 no estaría disponible en el nuevo servicio Apple Music.

Los argumentos de Swift en realidad son muy sólidos. Los royalties son el dinero que se le paga a los artistas cada vez que un usuario streamea una de sus canciones, y realmente es un problema donde la industria musical y las compañías de streaming aún no se ponen del todo de acuerdo. Similar a cuando ella retiró su álbum de Spotify, alegando que los royalties eran muy bajos, el retiro de Apple Music se debe a que Apple no le pagaria royalties a los artistas por el consumo que hagan los usuarios durante su periodo de prueba.

Dado que cada usuario de un producto Apple tiene acceso inmediato a un periodo de prueba de tres meses, Apple music comenzaria con una base de usuarios gigantesca, pero que bajo los términos de Apple, representan una cantidad enorme de dinero que los artistas no ganarían. Si bien Apple luego pagaria un monto de royalties más alto que otros servicios, la base de usuarios pagando seria muchisimo mejor que en este periodo inicial de tres meses.

Swift menciona en su carta que ella hablaba por los artistas pequeños, para quien esos tres meses sin recibir royalties serían de gran impacto, pero seamos sinceros, ella probablemente habla en nombre de su bolsillo. ¿Y quién puede culparla? Al ser una de las artistas más populares del momento, sería parte de aquellos quienes más perderian al no recibir royalties por el consumo que hagan los usuarios en su periodo de prueba.

Aquí es donde las cosas dan un giro interesante. La carta de Swift llegó hasta Eddy Cue, vicepresidente de servicios de internet y software en Apple, quien por medio de su cuenta oficial de Twitter indicó que habían escuchado la petición de Taylor Swift y que pagarían a los artistas por el consumo que hagan los usuarios en su periodo de prueba. Hasta que punto esto es oficial-oficial o es una promesa aún debe confirmarse, pero no deja de llamar la atención que el vicepresidente de una empresa con tanto poder en la industria tecnología y del entretenimiento escuche y haga caso a la carta abierta de una artista.

Podria hablar sobre el poder de internet para hacer que la gente sea escuchada, sobre la influencia enorme que tiene Swift gracias a sus millones de fans, o sobre como Apple probablemente solo quiere garantizarse que uno de los artistas que más consumidores atrae esté de su lado. En lugar de eso me concentraré en porque no estoy de acuerdo con Swift, a pesar que hasta el momento tiene la razón.

Las dos veces que Taylor Swift ha luchado contra las empresas de streaming se ha colocado como alguien que lucha por el artista, alguien que piensa en los cantantes indies y como les cuesta empezar su carrera. Al mismo tiempo de estas declaraciones, Swift ha confirmado que su catálogo musical completo, actual y futuro, estará disponible en el nuevo servicio TIDAL.

Hay muchas cosas mal con TIDAL, pero lo importante en este contexto es que TIDAL es un servicio cuyo lema es “De artistas para artistas”, lleno de palabras bonitas sobre apoyo e interacción y ayuda a los artistas independientes, pero la realidad es otra. TIDAL es un servicio montado por artistas billonarios, para que sus amigos billonarios cobren lo que les dé la gana, prácticamente un club privado donde solo se puede entrar si ya se es alguien exitoso.

TIDAL es absolutamente lo contrario que Taylor Swift predica en su carta. Para mi sería mucho mejor que fuera sincera sobre sus motivos en vez de montar este acto. No puedo culparla por querer ganar dinero, es su trabajo al fin y al cabo. Pero que no intente hacerse pasar por abogada de los artistas indie cuando claramente no es así.

 

¿Que piensan ustedes al respecto? ¿Algún Swiftie en los lectores de este blog?

2 comentarios en “Taylor Swift tiene la razón, pero yo no estoy de acuerdo con ella”

  1. Yo hubiera retirado la música de ella, solo por no darle el gusto de ganar, aunque esto seria un movimiento arriesgado ya que el servicio es nuevo y ocupa posicionarse en un mercado donde ya hay competencia, es muy probable que esto fue lo que hizo a Apple ceder.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.